Birds of a feather flock together.



¿Alguna vez has pensado en, ya sabes, dejarlo todo de lado, empezar una nueva vida?Deshacerte de tu mierda de identidad y vivir cuándo y cómo te de la gana.
Las palabras salían apresuradas de sus labios. Borbotones de sensaciones que se mezclaban en mi interior y disipaban el poco juicio que me quedaba. Ella era abrumante en todos los sentidos.

Te mentiría si te dijera que nunca antes lo había pensado. Pero yo siempre mentía—. ¿Retomamos la sesión de ayer?
Siempre supe que tenías un lado rebelde. Ella sonrió y el mundo colapsó durante unos efímeros segundos—. Pero ese estilo no te pega para nada.
Nunca contestaba a mis preguntas y eso me exasperaba. Agarré mi cuadernillo y me coloqué bien las gafas. Suspiré. Moira miraba extasiada por la ventana de la habitación. Yo me limité a observarla en silencio, como siempre. Parecía como si fuera a remontar el vuelo en cualquier momento. Pero Moira sabía que eso, hoy por hoy, sería imposible. Porque a ella le arrancaron las alas de cuajo una eterna noche de Abril. Los huesos de su espalda jamás volvieron a ser los mismos.

Acercó sus manos al cristal y arrugó sus dedos. Yo no podía apartar la mirada de su cabello teñido y de sus ropas rasgadas. Me estaba volviendo loco. Pero, al fin y al cabo, eso ya daba igual.

Owen. Porque todos mis puntos se volvían débiles si era ella quién los tocaba—. A veces siento que desearía haber nacido en otro momento, en otro lugar. Haber escapado de la inmensidad de este universo y de las miradas furtivas de la sociedad. A veces siento que desearía no haberte conocido así.
Y a mí el infierno de esas palabras me arrastraba hasta el fondo de una supernova sin fin. Porque yo seguía cayendo, una y otra vez. Había sido lanzado, con aviso previo, a la vastedad de una fruición infinita. Así, sin más. Porque yo sabía lo que vendría después. Yo seguiría cayendo, no habría un final. Al menos, no para mí.

El mundo es cruel, ya te irás acostumbrando —dije, limitado por la máscara neutra que me veía obligado a mostrar—. No se le puede hacer nada. Pero yo siempre mentía.
Creo que debería irme a casa. Ella se levantó y yo contuve la respiración—. Nos vemos mañana, como siempre.
Cuando Moira hubo traspasado el umbral de la puerta, las inquietudes de mi interior surgieron a través de mis ojos. Y yo dejé que el agua salada correteara impaciente entre las curvas de mis huesos, dejé que surcara las rugosidades de mi piel. Dejé que expiara mis pecados, uno por uno. Y llore, seguí llorando. Una y otra y otra vez, sin descanso.

—Dios, dame fuerzas. —Una y otra vez—. Te lo ruego, dámelas, porque yo ya no sé de dónde sacarlas.

5 comentarios:

  1. En los diálogos no se deja espacio entre el guión y las palabras, ni al principio ni en la acotación. Luego en la propia acotación (-dije) no se pone en mayúscula a no ser que se trate de una frase independiente, pero si se trata de una aclaración va en minúscula.
    Tienes que repasar arduamente las normas de puntuación para los diálogos.
    Los verbos en pasado llevan tilde.
    Y.. uff.. xD sigo perdiéndome con tanta palabrería. No sé, será que estoy acostumbrada a las historias directas. El lenguaje me pierde con tanta metáfora. A veces los recursos literarios, sí, adornan el texto, pero cortan la acción y ya no sabes lo que está pasando. Al menos a mí me ocurre. Más o menos sé lo que pasa, pero creo que te complicas demasiado a la hora de querer expresar "lo que sienten" los personajes. Créeme, es mucho más sencillo de lo que parece y no hace falta darle tantas vueltas.

    En la frase en cursiva el "quien" no lleva tilde porque hace la función de pregunta.

    =) Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hey, es la primera vez que entro a tu blog, y aunque no conozco el hilo de la historia me gustó lo que leí :3 Tienes una forma increíble de escribir. La frase en cursiva me encantó, y hay otra que también (y no sé por qué) "(...) limitado por la máscara neutra que me veía obligado a mostrar." Me identifico mucho con esa frase, no sé.
    Por otro lado, gracias por pasar por mi blog :D Jaja sí, AMO Pokémon y realmente me da igual que otras chicas de mi edad piensen que soy rara o qué sé yo por eso, yo lo voy a seguir amando <3 Mi pokémon favorito es Stunfisk, es uno bastante nuevo por lo que quizás no lo conozcas(?) pero es un amor <3 Si no también me encantan otros como Gengar, Misdreavus o Ampharos.
    Un beso enorme, y te sigo :)

    ResponderEliminar
  3. Enorme, ¡me encanta! Y no podías haberle puesto otro título más acertado (el mejor disco de Pink Floyd después de I wish you were here).

    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. La frase en que dices que le arrancaron las alas en una eterna noche de abril y lo de los huesos me encanta, y la de los puntos débiles -que he buscado pero no encuentro quién la dijo primero- es tan adsgjf, me hace sentir identificada. De hecho hay muchas frases del texto que me gustan, pero no voy a enumerarlas todas porque se puede resumir en que me gusta tu forma de escribir, aunque a veces siento como si me perdiera algo, y algo importante..

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  5. Umm... la verdad es que me gusto mucho lo que escribisteis, por un parte me identifique bastante.
    ¡Oh, te gusta Pink Floyd! ¡Me has hechizado! jajaj, es un gran grupo.

    Supongo que era un pequeño relato, en ese caso, una pequeña carta, tenia ganas de hacer un relato con ello, pero al final no lo haré, si es que no cambian mis ideas.

    Gracias por tus visitas, un beso :)

    ResponderEliminar