When I'm on, when I'm on my way


Miré a través de la ventana del coche esperando encontrar quién sabe qué. Un nuevo camino, una señal. Una nueva raíz a la que aferrarme. Esperé, esperé y luego seguí esperando. Pero lo único que mi ojos lograban atisbar era la inmensidad de una carretera desierta. De vez en cuando se topaban con algún que otro arbusto extraviado entre rocas y arena. Me sentía perdida, víctima de un mundo caprichoso. Mis pulmones respiraban, sí, pero estaba claro que la esencia de la vida había abandonado aquel lugar sin remedio ni compasión. Me miré las palmas sudorosas de las manos con los ojos entrecerrados. Hacía calor, estaba cansada. Y la música a todo volumen sólo me taladraba el cerebro.

Robert Plant se colaba entre la barrera ilusoria de mis pensamientos y me devolvía poco a poco a la realidad. Exhalé una cantidad considerable de aire y subí el volumen. El dolor era la única manera de hacer callar al poco juicio que me quedaba. Él se giró, y supe entonces que tenía la mirada clavada sobre mi menudo cuerpo. Me miró, me miró despacio, de arriba a abajo. Sus ojos me recorrían los brazos níveos, las marcadas clavículas. Miraban mi nuca desnuda y los dos lunares que reposaban allí. Fisgoneaban, con total descaro, la longitud de mis piernas, la pequeña cumbre de mis pechos. Se estaba tomando su tiempo.
—Te vas a estrellar —le dije, cansada y avergonzada a causa de su escudriñamiento.
—No te preocupes. —Ahora sus ojos estaban posados sobre los míos. Eran grises, profundos. Daba la impresión de que brillaban bajo la penetrante luz del sol. Estaban curvados, fijados en la bastedad marrón de los míos—. ¿Qué edad se supone que tienes?
Desvié la mirada, ruborizada hasta la médula. La pregunta me pilló completamente por sorpresa. Me arrugué los bajos del vestido y clavé la mirada en mis rodillas. Noté la claridad del sol en plena cara, como me juzgaba sin piedad. No tenía dónde esconderme.
—¿Qué pasa, no vas a contestarme?
—Veintidós.
Oí un resoplido.
—Bueno, quizá tenga un par de años menos —dije rápidamente. Me sentía una completa estúpida, una piedra más en el camino. Lo curioso era que, ese camino, era el mío. Tenía ganas de tirarme por la ventana.

Me dediqué a estrujar uno de mis rizos perdida entre las bambalinas de mis pensamientos. Él no dijo nada más, y yo se lo agradecí. Pasaron lo que para mí fueron treinta eternos minutos. La incomodidad de la situación me torturaba hasta límites insospechados. No sé lo que hice a continuación, pero, obviamente, no fue una buena idea.

—Henrietta.
Sus ojos se entornaron despacio, mostrando sólo la claridad de una imperceptible media luna.
—¿Perdona? —parecía como si acabara de despertar de un largo letargo de sueño.
—Mi nombre —respondí. Él seguía con cara de necio—. Que me llamo Henrietta.
Frenó de golpe. Se me escapó el aliento y el termo del café.
—¡¿Se puede saber qué coño haces?! —grité exaltada. La madre que lo parió, ¡me había puesto perdida! —¿Quieres que nos matemos, o qué?
—¿Henri-qué? —preguntó socarrón. Se le había dibujado una sonrisa (re)torcida en el rostro, dejando entrever uno de sus colmillos blancos. Parecía un lobo. Un lobo medio extraviado y medio loco.
—Eres un imbécil.
Me crucé de brazos mientras él hacía ver que se enjuagaba las lágrimas. Yo me miré el abdomen, aún aturdida a causa del frenazo. El café se había enfriado y se me había calado hasta el tuétano de los huesos. «Mierda», abrí la guantera con vehemencia en busca de algo con lo que secarme. Cuál fue mi sorpresa al encontrarme sólo con latas de cerveza estrujadas y colillas de cigarrillos chamuscadas. «Adiós a la muda limpia». Estornudé. Me froté los ojos. Volví a estornudar. Maldije un par de veces en voz alta, cabreada con el mundo y el destino. Pero eso sólo hizo ensanchar más su cínica sonrisa.
—Lo sé, Henry. —Estuve a punto de responder al apodo absurdo, pero no me dejó—. Yo soy Wolfox, el tipo al que le acabas de destrozar la tapicería.
Abrí de par en par los ojos. ¿Qué? Sentí un vaivén de emociones variadas entre sí. Me recorrían el vello corporal con rapidez para finalmente aposentarse al final de mis terminaciones. Una por una fueron correteando sin compasión alguna por mi interior, dejándome sin habla y sin razón. Incredulidad, frustración, interés, ¿afecto? Sí, creo que esa fue la última. Luego simplemente resoplé.
—¿Cómo puedes tener la cara dura de reírte de mi nombre? —pregunté. Él me miró divertido—. Está claro, eres un imbécil.
—Puede que tengas razón —dijo despacio—. Puede que sea un imbécil. Pero recuerda que no soy yo el que está dispuesto a viajar en el coche de un completo desconocido. —Y me miró, como muchas otras veces lo hizo. Pero supe que esta vez era diferente.

18 comentarios:

  1. Pues a mí me ha gustado. Sí, es largo, pero la verdad es que se puede leer rápido y del tirón. Acabo de encontrar este pequeño (y muy bonito) sitio y no sé muy bien de qué trata la historia, pero me gusta. La verdad es que me has sacado una gran sonrisa cuando se ha burlado de su nombre.
    Nos quedamos por aquí. P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra mucho saber que te ha gustado! No sabes lo feliz que me has hecho al decirme que te ha sido fácil y llevadero de leer. En serio, casi me pongo a dar saltitos xDD ¿Lo mejor? El hecho de que estos dos te hayan hecho esbozar una sonrisilla :)

      Muchas gracias por aparecer por aquí, ¡un beso!

      Eliminar
  2. Ay si me vieras cómo estoy sonriendo ahora mismo xDDD Creo que acabo de encontrar a mis dos personajes favoritos en tu blog, K.
    Creo que he visto un par de fallos, pero enmudecen al lado del resto del texto así que ni los menciono. Lleva tu marca, es completamente tuyo y se reconoce a simple vista, pero es mucho más sencillo que los anteriores y me ha encantado como todos los anteriores solo que me ha llegado hondo. Ay, si es que ya no sé ni cómo expresarme, siempre me pasa.

    En fin, que me enrollo mucho xDD Espero saber de estos dos pronto *-*
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, ay, ay! No, si al final saltaré de verdad xDD Tus palabras sí que me han calado hondo. Mucho, muchísimo. Intenté hacerlo lo mejor posible, pero todavía tengo que mejorarlo mucho. Pero, ¡oye! ya es un pasito que he dado xD

      Si no es mucha molestia (y si lo recuerdas), ¿podrías decirme los fallos? Porque, al fin y al cabo, son eso, fallos. Me gustaría saber cuáles son para enmendarlos :) En fin... yo tampoco sé que decir y me enrollo también xD Muchísimas gracias por tus palabras, ¡pronto sabrás más sobre Henry y Wolfox! ¡Un beso enorme!

      Eliminar
    2. ¡Claro! Aunque ten en cuenta que son fallos desde mi punto de vista, eh xDD A lo mejor tu prefieres dejarlo así.
      En el primer párrafo has repetido dos veces "mis ojos..." Yo creo que la segunda vez podrías no ponerlo, omitirlo simplemente, tampoco hace falta cambiarlo por nada. Y luego lo de "estaba claro que la esencia de la vida había abandonado a aquel lugar..." Yo creo que quedaría mejor "la esencia de la vida había abandonado aquel lugar..."
      Y si antes he visto alguno más ahora no lo encuentro xDD Así que ya ves, un par de tonterías.

      ¡Un beso, K!

      Eliminar
    3. Lo de lo ojos se me pasó completamente xD Gracias, porque ni me había dado cuenta. Ya lo he omitido :) Lo de "a aquel lugar" también me sonaba fatal y creo que sí, queda mejor sin la "a". Gracias por tu tiempo. Siempre que veas errores me harías un favor enorme al decírmelos :33

      ¡Otro beso para ti!

      Eliminar
  3. Ok te lo digo, pero envidio tu forma de escribir, tan real, y no tan fasntastica como la mia, y eso que a vos te encanta, mis metaforas, es lo yo mas odio, lo hago todo parecer un sueño y me voy al carajo jaja ojala un día pueda escribir algo como lo haces vos, au revoir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) Pero, no sé, quizá sea por la temática o porque he intentado disimularlo, pero normalmente cuando escribo suelo irme por las ramas buscando metáforas imposibles... y también me voy al carajo xDD Pero bueno, depende del tema :)

      ¡Un beso, y gracias por pasar!

      Eliminar
  4. Es muy bonito, espero continuación y me encantaría tener un libro en el que continuara la historia porque es, claramente, el tipo de argumento que más me gusta. Lo he leído en un momento, la verdad.
    Es entretenido y muy ameno, puede que porque acompañe al estilo de novela contemporánea,muy simple pero ingenioso. ¡Ah! No te preocupes por lo de entablar diálogos, porque queda perfecto añadir más reflexión de y creo que, al dejar abierta la necesidad de diálogo, profundizas más la expresión propia de la protagonista, que es quien describe lo exterior y lo interior. A mí, personalmente, me interesa mucho más aquello que piensa el protagonista, ya que es la esencia de todo el hilo argumental, así que te felicito.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Aish! ♥ No sabes la ilusión que me hace que te pases de vez en cuando por aquí, de verdad. Y que encima me digas esas cosas... Jo, qué más puedo pedir :) Me alegra MUCHÍSIMO saber que a la mayoría se os a hecho ameno y fácil de llevar. ¡Y que os haya gustado! Eso ha sido genial.

      Bueno, ya sabes que opino como tú. Para mí, la psicología de mis personajes el lo más importante. Pero a veces me paso y lo hago denso y aburrido. En fin, ¡hay que seguir practicando! De eso no hay duda xD

      Gracias por dedicarme unas palabras :) Pronto sabrás más sobre estos dos. ¡Un beso enoooooorme!

      PD: "(...)me encantaría tener un libro en el que continuara la historia(...)" He muerto. En serio. Gracias, gracias, gracias ♥

      Eliminar
  5. Pues a mí me ha gustado bastante, la verdad. Los diálogos están muy bien; deberías utilizarlos más a menudo, ayudan a hacer el texto más ¿llevadero? ¿ligero? En fin, no sé muy bien como explicarlo. Lo único un poco malo es que no tiene demasiado sentimiento. Pero eso sólo es desde mi punto de vista, y quiero dejar claro que este relato me ha gustado :)
    Un guiño ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, diálogos. Apuntado xD
      No suelo utilizarlos, pero tienes toda la razón del mundo. Le dan más acción a la trama y hacen más llevadera la lectura. Y sí, es verdad, no voy a negarlo. El fragmento en sí no transmite nada. Pero, tal y como he dicho en la entrada, no estaba muy convencida del resultado de esta parte de la "novela", por eso quería colgarla aquí y saber que tal había quedado. Y veo que a la mayoría os a gustado :) Eso es bueno.

      Gracias por pasarte, ¡un beso! :33

      Eliminar
  6. Por cierto, K. Acabo de reabrir mi blog (llevaba un tiempo fuera de la bloggosfera) y te invito a que pases por allí y me dejes caer alguna crítica u opinión, ya que ahora estoy tratando de adaptarme y buscar mi propio estilo y agradezco cualquier aportación. Así que si puedes pasarte te lo agradecería, cualquier crítica/opinión/lo que sea (mala o buena) será bien recibida. (siento spamear por aquí, pero no tengo otra forma de contactar contigo, prometo no volver a hacerlo xDD)

    Gracias de antemano. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mujer! xD No te preocupes. Spamea todo lo que quieras y más :)
      Tenía unas ganas tremendas de saber que escondías. ¡Pero ahora la incógnita se ha revelado! Voy volando para allá.

      Un beshote. :33

      Eliminar
  7. (Gracias por pasarte por mi blog, dejar allí tus opiniones y leer el texto, grache, de verdad)

    fiiiiiiiiiiiiiiiiiiu aterrizo por aquí (simedejas) para leerte, que por lo que he visto no escribes nada (peronada) mal.

    Un abrazo fuerte
    (espero que te gusten los crêpes y la Nutella, porque durante mi estancia te regalaré miles de ellos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti :) Siempre serás bienvenida a mi pequeño mundo.
      Y sí, me encantan las crêpres y la Nutella (ñam, ñam). ¡Un beso!

      Eliminar
  8. Acabo de llegar y me gusta lo que veo, tiene muy buena pinta, y no soy fácilmente impresionable. Así que creo que me quedaré.
    Gracias por pasarte y comentar ^^

    Besos de esquimal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo leer eso :33 Gracias a ti por pasarte y por tomarte tu tiempo en leerme :)

      ¡Besos!

      Eliminar