metamorphosis.



—No creo que a tu padre le haga mucha gracia verte por aquí.
Ella se giró, sobresaltada. Los rayos del sol inundaron la melena cobriza que caía en ondas tras su espalda. Tenía pequeñas ramificaciones de laurel y rosas perfumadas de pitiminí entrelazadas a través de los largos bucles. Algunos de los mechones resbalaban por el óvalo de su rostro, enmarcando esos rasgos salvajes que tanto hombres como dioses temían. Porque era hermosa. Sólo necesitabas mirar a la inmensidad de esos ojos eróticos y glaucos para darte cuenta.
—Siprentes —susurró. Él intentó no temblar. Se sintió invadido por la sensación de que, si lo hacía, la perdería de nuevo—. Tú tampoco deberías estar aquí. Márchate.
El muchacho torció el gesto y se llevó las manos hacia la melena castaña. Se tiró de los pelos mientras cerraba con fuerza los ojos y reprimía un bramido. Creía que en cualquier momento detonaría en mil y un pedazos, que se convertiría en la esencia que desprendían las hojas del árbol Dafne.
—¿Ahora quieres que me marche? ¿Ahora? —Siprentes dio un paso al frente. Ella reculó—. Destruye esa idea, mátala. Porque no pienso huir.
Ella se mantuvo cabizbaja durante unos segundos. Luego, como si una fuerza descomunal y apoteósica se apoderara de su voluptuoso cuerpo, alzó la vista hacia el joven cazador. Y le miró, taladrándole el poco juicio que le quedaba.
—¿Sabes qué es lo peor de todo esto, lo que realmente me jode? No, claro que no lo sabes. Tú no entiendes nada. Nunca lo has hecho y nunca lo harás. Porque jamás has mostrado un mínimo de empeño en intentarlo. Así que, por tu dignidad y por mi orgullo, déjalo. No te esfuerces en hacerme creer que te importa. Porque no es así. No es así y lo sabes. Y ojalá me hubieras echado encima toda esta mierda mucho antes. No ahora, joder, no ahora. ¿Por qué? ¿Qué es lo que te pasa? ¡Qué es lo que me pasa! Estoy cansada, exhausta. No puedo más, me estoy rindiendo. ¿Entiendes lo que eso significa? Me estoy dando por vencida, estoy dejando que todo fluya por mis entrañas. Y eso me está matando. Me mata. Pero a ti no te importa, ¿no? A ti no te importa una mierda nada.
»Pero eso ya da igual, ya no tiene sentido. Porque creo que a estas alturas he aprendido algo de ti. Tendría que haberte matado cuando tuve la oportunidad. Y quizá lo haga. Así que déjame, déjame morir en paz. Déjame sola, déjame enferma de ti. Solo déjame. Pero esta vez hagámonos un favor y hazlo para siempre.

Y desapareció ante los ojos de Siprentes, convertida en cenizas y polvo. Supo entonces que una parte de su alma marchó junto a ella, una minúscula e insignificante parte que jamás regresaría.

11 comentarios:

  1. Lo primero de todo: ¡Bienvenida al mundo! Ya somos dos libres del estrés.
    Lo segundo: ¡Enhorabuena por tu victoria! ¡no esperaba menos! Si dices que yo escribo de maravilla, echa un vistazo a todo lo que tú haces y luego me dices :)

    El texto magnífico, como siempre, con su toque especial y su final absolutamente inesperado. Eres buena, muy buena, y lo sabes. ¡Sigue así!

    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  2. Tú dices que este texto no te convence, pero a mí me ha encantado. Me gusta la originalidad del nombre de él y la temática, y el personaje femenino también, así que espero que vuelva, aunque sea en fragmentos anteriores a este (porque en este muere, no?) Y felicidades por la publicación de tu novela. :)

    ResponderEliminar
  3. Creo (en realidad se), que eres el único que piensa que el texto no es convincente, ya que yo soy una de las miles que piensa que es fabulosa. Tiene su punto de magia, como todas tus historias :)
    El primero que he pensado cuando he visto el título metamorphosis ha sido: Kafka.

    ¡Muchas felicidades por esos concursos ganados, te los mereces, bonita!

    Un abrazo grande,
    y sigue así que puedes llegar muy lejos.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Es casi una bendición verte de nuevo por aquí xD Echaba de menos hacerte críticas jaja Bueno, debo decir que el tema de la mitología me gusta bastante. Me ha resultado impactante leer un "me jode", que se corresponde más con un lenguaje vulgar y descolocado, en un texto ambientado en la Antigua Grecia. No pega para nada, es más, creo que se carga la musicalidad con la que empezaste al principio.
    Otro apunte: "Dioses" sin mayúscula, aunque hagas referencia a los dioses del Olimpo; y el "solo" lleva tilde.

    A pesar de esos ajustes, me parece un texto bastante llamativo, sobre todo me gusta que te hayas basado en una visita a un museo de Arte e Historia.

    =) Bienvenida de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Ya se te echaba de menos.
    Muchas gracias por tu comentario en mi blog, sobretodo gracias por haberme dicho esas cosas hoy. Borré la carta de despedida por temas personales, ya que es un texto muymuy personal, pero la subiré cuando crea conveniente.
    Me ha alegrado mucho lo que me has dicho del nombre, me siento muy identificada con él y me agrada que otras personas lo sientan así también.
    (espero leerte lo antes posible).
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Eres fabulosa, y cada vez que leo algo nuevo tuyo lo confirmo.
    Me enganchas desde la primera frase y al llegar a la última me dejas boquiabierta (y créeme, eso es difícil).

    Besos,
    AB.

    ResponderEliminar
  8. Querida Kry, no sabes cuanto me alegra verte de nuevo por aquí :) Espero que tengas un precioso Verano y enhorabuena por tu logro, te mereces esto y mucho mucho más, pequeña ;)

    Y qué todos y cada uno de tus textos son increíbles, increíbles como lo eres tú.

    *mimitos,
    desde Nunca Jamás*

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el texto. En mi opinión, deberías desarrollarlo un poco y hacer una historia a partir de él; me tiene muy buena pinta :)
    En segundo lugar, mil felicidades por los dos premios!! Y, sí, yo también soy desde hoy oficialmente libre :)
    Un guiño ;)

    ResponderEliminar
  10. Acabo de encontrarme con tu blog, ¡y va a ser que me quedo! Me has encantado con tus letras, con leer este texto ya tengo ganas de leer más cosas tuyas :) Mucho ánimo con esa novela y disfruta las vacaciones (que sí, se reciben con ganas) :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar